domingo, 10 de octubre de 2010

Los cuarenta



LOS CUARENTA


¿Por qué dejaron de gustarme los chocolates?
¿Por qué dejaron de gustarme las habas?
El tiempo pasa en forma inexorable. Las “canas”, las canas creo que es lo que más me molesta, no así las arrugas. Es que después de los cuarenta, en algunas personas comienza la menopausia – en las mujeres - , y la andropausia – en los hombres-.
La menopausia...sí, algo desagradable, algunos bochornos, sudoración, a ratos te sientes bien, luego, cinco minutos de malestar. Otras féminas dicen que es peor.
A algunas le ataca la fuerza de gravedad, lo bueno es que ya no andamos comunistas todos los meses. Se me ha acortado la vista: ahora uso lentes para leer, que me costaron cinco mil pesos en una farmacia. A la Claudita, luca en la calle.
El médico te dice “que los triglicéridos, que el colesterol, que las hormonas”. ¿Sabías que hay un colesterol bueno y uno malo? Te sube la presión o te baja la presión. Todo esto después de los cuarenta.
Sí, le he dicho a mis amigos que la carcaza se ve bien, pero por dentro......
Un día, un malestar aquí, una tendinitis por acá, ciática, que los huesitos, dolor de cabeza, etc. “Lagunas mentales”...¡muchas!
Bueno, prosigo...¿qué les estaba relatando?
Y si no me creen, que me desmientan la Zara Peralta, Claudia Mendoza, el Ignacio Cruz, Oscar Gaete y la Marcela Betanzo.
Un consejo a los varones: después de los cuarenta, tienen que examinarse una vez por año los testículos y la próstata para evitar un posible cáncer, y las mujeres, tenemos que revisarnos todos los años las mamas por lo mismo.
En otra oportunidad les hablaré delas “mañas” que adquirimos después de los cuarenta hombres y mujeres.


Rosita Palma
Quilicura/ Julio-2010

1 comentario:

elisa...lichazul dijo...

claro rosa, nos vemos el jueves en el fawaz